lunes, 19 de junio de 2017

Warja Lavater- libros abstractos

CÓMO LLEGÓ WARJA LAVATER A CREAR SUS “IMAGERIES”
Warja Lavater (1913-2007) fue una diseñadora suiza cuyo trabajo estuvo especialmente involucrado en la investigación de los modos en los que pueden usarse los elementos gráficos de forma que cumplan una función expresiva y comunicativa similar a la de las palabras. Esto de considerar dichos elementos gráficos por su valor comunicativo en vez de por su valor decorativo ahora no parece una cosa muy revolucionaria, pero en los años treinta no es que fuera lo más habitual.
Precisamente durante los años treinta, Warja Lavater estudió en la Kunstgewerbeschule Grafik de Zürich, donde tuvo como profesor a Ernst Keller, a quien se considera uno de los padres del “Estilo Suizo” del diseño gráfico. El sistema de diseño de Ernst Keller enfatizaba esta función del diseño como comunicación y estaba fundado sobre unas ideas que defendían la economía de las formas, el rígido tratamiento reticular del formato y la importancia de las estructuras visuales. Ideas que claramente influyeron en el trabajo que desarrollaría posteriormente Warja Lavater.
A lo largo de su vida la diseñadora residió en Moscú, Atenas, Winterthur, Zúrich, Estocolmo, Basilea, Nueva York y París —con esta experiencia, su interés por investigar el potencial comunicativo de los símbolos pictográficos como lenguaje universal tampoco es de extrañar—. Cuando se trasladó a Nueva York, a finales de los años cincuenta, su sólida identidad gráfica suiza se encontró con el momento álgido de la publicidad americana y fue allí donde empezó a profundizar de verdad en las posibilidades que ofrecen los pictogramas para representar elementos lingüísticos. Allí realizó sus dos primeras “imageries”, publicadas por el MoMA en 1962, basadas en la historia de Guillermo Tell y en el cuento de Caperucita Roja. Más tarde completó la serie con otros cuatro títulos creados para el editor Adrien Maeght (Pulgarcito en 1965, Blancanieves en 1974, Cenicienta en 1976 y La bella durmiente en 1982).





CAPERUCITA, EN CONCRETO
Las “imageries” son libros pictográficos, relatos sin texto narrados únicamente mediante recursos gráficos abstractos como el color, las formas geométricas y la disposición de estas en el espacio. Sin embargo, las “imageries” no son obras abstractas, son narraciones gráficas que respetan la estructura clásica de los cuentos, conformando una pirámide de Freytag casi perfecta: presentación, desarrollo, clímax, desenlace, final. Warja Lavater trasladó estas historias gráficas a un formato acordeón que se despliega hasta alcanzar de media unos cuatro metros de largo y que la diseñadora aprovechó para materializar al mismo tiempo los ejes espacial y temporal de la historia narrada.
Las imágenes que podéis ver arriba pertenecen a la “imagerie” de Caperucita Roja, que utiliza el que quizás sea el más sencillo de todos los códigos visuales de sus “imageries”. A medida que Lavater intentó recrear visualmente narraciones con mayor número de personajes y destilar en los símbolos que los representan la mayor cantidad posible de características, los códigos de las “imageries” se fueron haciendo más complejos, con símbolos que combinan formas y colores y cuya lectura, por tanto, no resulta tan inmediata. Por su simplicidad, Caperucita es una de las “imageries” que mejor funciona.
En Caperucita todos los elementos narrativos (animados e inanimados) están representados por figuras geométricas simples, circulares o rectangulares, y siempre en un solo color plano (ver img. 3). Cada personaje tiene un color distintivo, brillante para los personajes femeninos (rojo en el caso de Caperucita, azul la abuela y amarillo la madre) y opaco para los masculinos (negro para el lobo y pardo para el cazador). Los árboles del bosque, las casas, y la cama de la abuelita, son elementos narrativos contextuales que también tienen su traducción gráfica (círculos verdes, rectángulos marrones y una u de rectángulos marrones, respectivamente) y que contribuyen a enmarcar el tiempo y el espacio de la narración.
Durante los 22 paneles plegados en acordeón en los que se desarrolla la narración los lectores/observadores mantenemos siempre una perspectiva cenital, vemos desarrollarse los acontecimientos desde arriba, y esto nos sitúa fuera de la acción, no inmersos en ella. Al ubicarnos en esta posición Warja Lavater nos está entregando el gobierno sobre lo narrado, pero a la vez nos está obligando a construir una forma propia de relatar esa historia y de dotar a los símbolos de sentido. No podemos leer ese cuento sin, al mismo tiempo, construirlo, sin ser a la vez, en cierto sentido, sus autores.
Desde esta perspectiva vemos a Caperucita atravesar un bosque de círculos de distintos tonos de verde en perfecta alineación vertical y horizontal que llenan por completo la página. La homogeneidad reticular de esa página de círculos verdes queda rota de pronto por la aparición de un círculo rojo y otro negro, Caperucita y el lobo, que se acercan progresivamente hasta encontrarse en el centro del panel (img. 4). En el momento de su encuentro Warja Lavater hace un zoom gráfico sobre la escena, acerca nuestra visión y nos revela una nueva característica de ambos personajes: aunque hasta entonces todos los círculos nos habían parecido iguales, nuestra perspectiva era engañosa, el lobo es enorme, mayor incluso que los árboles. En comparación, Caperucita Roja es diminuta.
En los paneles centrales del libro que siguen a continuación, las escenas de mayor carga de la narración, Lavater alterna entre dos planos aún más cortos (imgs. 5, 6 y 7). En los momentos más tensos, cuando el lobo se come a la abuelita y a Caperucita, y cuando lo mata el cazador, nuestra perspectiva llega a estar tan próxima a la escena que el círculo del lobo ocupa todo el panel. Entre medias nuestra mirada se retira un poco, como dándonos un pequeño respiro, pero no tanto como para recuperar el plano general. Con estos movimientos de aproximación y alejamiento la diseñadora carga de ritmo y de tensión a la composición. En la muerte del lobo, además, se rompe también la uniformidad de las formas geométricas y el círculo del lobo se despedaza en una masa de colores vivos, rojo y amarillo (img. 8).
Por contraste, los paneles posteriores a la muerte del lobo nos parecen la viva imagen del restablecimiento de la calma. El zoom empieza a alejarse y la composición va poco a poco recuperando su armonía reticular hasta que termina con un panel muy similar al del inicio: el lindero del bosque de árboles perfectamente alineados horizontal y verticalmente (img. 9).


HAZ TU TRABAJO
Es decir, Warja Lavater nos da un código, unos ejes temporal y espacial y unas pistas sobre la atmósfera, pero articular todo ello y reconstruir algo con más o menos sentido es asunto nuestro. La diseñadora no entendía su trabajo como el de una ilustradora, no quería crear unas imágenes con las que acompañar el cuento, sino crear una narración visual enteramente nueva. En ese sentido afirmaba que su voluntad era crear una narración abierta en la que “la escritura en pictogramas pueda ser interpretada por el espectador según su propio punto de vista” [1]. Así que ponte a ello!


PARA AMPLIAR
Si queréis saber más cosas osbre Warja Lavater y sus “imageries”, hay dos artículos muy accesibles e interesantes cuya lectura os recomiendo.
— Sandra L Beckett, When Modern Little Red Riding Hoods Cross Borders… or Don’t 
— Christophe Meunier, “Les imageries de Warja Lavater: une mise en espace des contes…”
——
[1] Warja Lavater carta a Clive Phillpot, 6 de agosto de 1986. Citada por Christophe Meunier en su artículo “Les imageries de Warja Lavater: une mise en espace des contes…”. Podéis leerlo aquí



martes, 6 de junio de 2017

Pegamentos no toxicos

Hoy recibí una consulta sobre la toxicidad de los pegamentos, para no aconsejar sin estar segura me puse a leer las novedades sobre el tema. 
Primer advertencia LEER LAS ETIQUETAS DE LOS FRASCOS : 
Conformarse con la lectura de permiso o de no toxico no es suficiente , les dejo una nota sobre la cuidado con la silicona líquida, tantas veces no recomendada y despreciada en mis clases:

Nota de la revista  El Universal :  La silicona líquida es letal
El pasado 24 de diciembre, una niña de 8 años de edad falleció después de haber masticado silicona líquida como si se tratara de un chicle. La información fue confirmada en la página de la red social Facebook del colegio Los Robles de Valencia, institución donde la menor cursaba el 3° grado “A”.La nota completa en el siguiente enlace: http://www.eluniversal.com/noticias/estilo-vida/silicona-liquida-letal_634388
Por este motivo y otros sucesos fué prohibida en su uso escolar, en varios países del mundo. En las etiquetas de nuestro país, solo en letra muy pequeña advierte que esta prohibida la venta a menores y que es inflamable, lo mismo que el uso en ambientes ventilados. Contiene metanol, lo que la hace peligrosa también al inhalar su olor. 
Existen múltiples recetas en la red de masa estilo slime que se hacen a base de esta silicona líquida, su consistencia final es estilo chicle, más tentador para llevarlo a la boca, hay múltiples muertes de niños ocasionadas por este episodio. 

¿QUÉ ES LA SILICONA CALIENTE?
Según la página de EL INVERNADERO CREATIVO: 
 La silicona caliente es un adhesivo termoplástico que sirve, como todo adhesivo, para pegar dos superficies. La silicona caliente como tal se presenta en forma de barra cilíndrica sólida. En este estado no es adhesiva, requiere de una herramienta que permita derretir y aplicar la silicona. Para ello se utiliza una pistola de calor. Pueden utilizarse para unir madera, cartón, papel, metales de pequeño grosor, todo tipo de plásticos, porcelana, cerámica, vidrio, ladrillos, espumas o textiles.
Estas barras se componen de diferentes tipos de adhesivos, estos pueden ser: EVA (etil-vinil acetato), Polialquenos, Poliamidas, Poliésteres, Poliuretanos, Copolímeros, Policarbonatos, Siliconas, etc. además pueden llevar mezclados diferentes aditivos, como ceras, resinas, estabilizadores UV, antioxidantes.

Ventajas de los adhesivos termofusibles:

  • No se reseca, ni envejece.
  • El pegado es fuerte y eficaz en segundos.
  • De rápida aplicación, lo que ahorra costos, tiempo y trabajo.
  • No contiene sustancias tóxicas ni volátiles.
  • Tiene múltiples aplicaciones, tanto en el hogar como en la industria.
NO PUEDEN UTILIZARLA LOS NIÑOS , POR SU ALTA TEMPERATURA Y POR ESTAR CONECTADA A LA ELECTRICIDAD.

¿Qué utilizan entonces los niños para pegar?

La cola de pegar escolar es más inocua,(igualmente  lean las letras chicas) los pegamentos que son solubles en agua, no contiene solventes tóxicos, por lo general. En su envase dice que son de uso escolar. 

Pegamentos caseros no tóxicos y sin gastar :
En la escuela de mis padres se usaba engrudo, material casero hecho generalmente a base de harina o fécula, existen muchas recetas con y sin cocción, son inocuos siempre y cuando no utilicen :  bórax o formol. Siempre utilizando componentes aptos para comer. 
Veamos algunas recetas:

.

10 Mejores Recetas del blog Manualidades plus

les dejo algunas:

 1Pegamento con Harina Engrudo
La más básica de las recetas caseras de pegamento, es posible que ya esté familiarizado, es sólo a base de harina y agua. Se tiende a secarse con el tiempo y dejar de mantener unida lo que tenía en la mano juntos, pero está bien para, por ejemplo, haciendo decoraciones de unas pocas horas antes de un partido.

*  Mezclar la harina con agua hasta que esté cerca de la consistencia de la masa de los panqueques.
* Batir su mezcla hasta que esté suave.
* Se vierte en una cacerola a fuego medio.
* Constantemente se agita lentamente mientras llevándolo a ebullición.
* Deje que se enfríe antes de usar.

2 Almidón de maíz receta de pegamento para papel

Esta es otra receta pegamento básica que funciona mejor que la receta de harina. Es bueno para la celebración de papel juntos sin hacer ondas o burbujas.

* Verter 3/4 taza de agua en una cacerola a fuego medio.
* Añadir 1/4 taza de fécula de maíz, jarabe de maíz de luz 2 cucharadas y 1 cucharadita de vinagre blanco.
* Batir los ingredientes juntos hasta que se mezclan bien.
*  Se agita la mezcla constantemente hasta que espese.
* En el recipiente hermético en el que desea almacenar el pegamento, batir 1/4 taza de fécula de maíz y 1/4 de taza de agua hasta que quede suave.
*  Tomar la cacerola calor. Poco a poco agregue la mezcla de su cacerola en el recipiente, y mantener batiendo constantemente por lo que todo se mezcla juntos sin problemas.
*  Deje que se enfríe a temperatura ambiente antes de usar.

3. Maíz receta de jarabe de cola

Esto hace aún otro pegamento casero básicos.

* En una olla pequeña, mezclar 3/4 taza de agua con jarabe de maíz 2 cucharadas y 1 cucharada de vinagre blanco.
* Llevar la mezcla a hervir.
* En un recipiente, mezclar 2 cucharadas de fécula de maíz con 3/4 de taza de agua fría.
* Poco a poco agregue la mezcla fría en la mezcla caliente. Se agita constantemente durante un minuto.
* Retírelo del calor.
* Una vez que se enfría, se vierte la mezcla en el recipiente final. Se deja reposar durante la noche a temperatura ambiente antes de usar.

4. Receta de pasta básica

Esta receta es una pasta sencilla conveniente para los artes de los niños.

*Poco a poco agregue agua fría a 1/2 taza de harina hasta que la consistencia es como la crema de leche.
*Cocine a fuego lento en una sartén durante 5 minutos, revolviendo constantemente.
*Deje que se enfríe antes de su uso.

5. Pasta sin cocinar

Esta receta es tan fácil, y los niños pueden hacer totalmente por sí mismos. Se hace una pasta espesa que no se mantenga para siempre, pero es conveniente para los artes de los niños.

* Mezclar el agua 1/2 taza de harina en un bol, añadir el agua lentamente mientras se agita, hasta que la consistencia es pegajosa.
Agitar en una pizca de sal.

Para pinturas no tóxicas pueden visitar los siguientes enlaces:
¿como-hacer-pinturas-caseras? menos toxinas y manos costo.

¿De dónde viene el color? Teñido Natural




viernes, 2 de junio de 2017

Investigando - Hermanas Agazzi

Dejaré en esta entrada del blog algunos enlaces e imágenes, resultado de la investigación que estoy realizando junto a las alumnas de Producción de Materiales y Objetos Lúdicos.

En el siguiente link encontraran el Metodo en PDF 
http://repositorio.educacion.gov.ar/…/97…/Monitor_10345.pdf…

Origen de las siguientes  imagenes : 

Rosa e Carolina Agazzi - Università degli studi di Bergamo, 

Investigación de L’ASILO DI MOMPIANO: UN CONTRIBUTO ITALIANO ALLA PEDAGOGIA PER

 L’INFANZIA Didattica A – Valentina Arcomano – 12 marzo 2012 





 Nos señala, la misma investigación, sobre los materiales utilizados (según el traductor google)
MATERIAL para la vida de ejercicios prácticos:
a) los artículos del equipo personal (marcado) y Colectivos: cestas, cajas, cofres, calcetines de lana, zapatos de la escuela, toallas, cepillos
 SISTEMA DE NIÑOS "guardianes" E "distribuidores"
b) El sistema de etiquetas  - es necesario porque el niño internaliza el principio  fin (5 clases)
 - útil para enriquecer la percepción y la nomenclatura c) Material de juegos al aire libre: carretillas, bolos, aros, pelota ...

Material especial (USO EDUCATIVO) Necesario para:
-la discriminación sensorial
-la buena voluntad de las observaciones
-La primera enseñanza de idiomas Cosechar y fabricado por el profesor y los propios niños.
-Se utiliza de acuerdo con el nivel de desarrollo de los niños.

El Museo Agazziano :
A diferencia de Froebel (favorece formas geométricas), El  método Agazzi considera esencial que el niño manipular objetos reales, entre ellos :
1)que se encuentra BASURA: botones, recortes periódicos, postales que ya se enviaron, cerámica, piedras, clavos, cordeles, semillas de frutas, bolsas de tela y papel ...
2)basura de Fabricación: bolsos, cestas, formas recortadas de papel ...

Sostiene el PRINCIPIO DE gradualidad  y el PRINCIPIO DE CONTROL del  ERROR